domingo, 3 de julio de 2016

III 10k Nocturna Oropesa

Anoche se celebró la tercera edición de la carrera de 10 km nocturnos de Oropesa del Mar, primera cita del tercer circuito de carreras populares nocturnas de Castellón.

La carrera parte de la oficina de turismo de Oropesa del Mar y discurre por las calles del pueblo para salir al paseo marítimo y de ahí dar una vuelta a Marina d'Or, volviendo al pueblo por la costa, de nuevo por el paseo marítimo, subiendo al faro de Oropesa y llegando de nuevo a la oficina de Turismo. El recorrido discurre por zonas escasas de luz, por aceras o por calles estrechas. El tramo inicial por las calles del centro apenas puede soportar los 400 corredores que fuimos, por la estrechez de las calles. Hay más tramos estrechos, pero cuanto más se avanza en el recorrido más se estira el pelotón.

Lo mejor de la carrera, la organización y la hora (empezamos a las 22:30). No suelen hacerse carreras nocturnas, y es una experiencia nueva.

Lo peor, aparte de la mala elección del recorrido (hay que decir que realmente no se podría elegir otro mejor), es lo más bonito del recorrido, que es la subida al faro de Oropesa, que se hace en el octavo kilómetro, cuando apenas quedan fuerzas.

Para mí, esta ha sido la primera carrera de 10 km, y la primera nocturna, y he quedado muy contento con mi rendimiento, que se puede ver en este enlace.

En 15 días la segunda cita del circuito, en el Grao de Castellón. Veremos qué tal.

miércoles, 11 de noviembre de 2015

Carrera Lusitania

El sábado pasado participé en la VII Carrera Lusitania, organizada por el Regimiento de Caballería Ligera Lusitania 8, emplazado en la mase militar General Almirante, de Marines.

Originalmente y en sus seis primeras ediciones, esta carrera se desarrollaba a lo largo de unos 17 kilómetros por el campo de maniobras junto a la base, pero este año diseñaron un nuevo recorrido de 7.4 km, más accesible para los que nos iniciamos en las carreras populares de montaña. Est fue el que realicé.

La salida de la prueba se encontraba en la explanada de la base, desde la cual y, tras un pequeño recorrido interno, salimos de la base para comenzar un entretenido recorrido por el campo de maniobras, en la Sierra Calderona, volviendo de nuevo a la explanada de la base para finalizar la carrera en el mismo lugar de la salida.


El recorrido, en su mayoría por pista forestal, fue, cuanto menos, entretenido, con muchos cambios de pendiente, y con rampas considerablemente empinadas. En un tramo del recorrido, se abandonaban las pistas para tomar una senda en fuerte bajada con tierra suelta.


En suma, 47 minutos de carrera que no se olvidarán fácilmente. El año que viene repito.

jueves, 29 de octubre de 2015

Carreras populares

Las carreras populares son esas carreras que diversos grupos (desde asociaciones de barrio hasta destacamentos militares, pasando por clubs de atletismo o universidades) en las que el fin es participar y pasar un rato haciendo ejercicio, si es con amigos, mejor, y, ocasionalmente, prestar ayuda a causas nobles.

La primera de este tipo de carreras en la que participé fue en la primera edición de la 5K Barrio Biensa. Esta carrera la organizamos entre la Asociación Cultural Fiestas Barrio Biensa, a la que pertenezco, la Asociación Cultural Falla Plaza Ibérica, una de las fallas del barrio, y el Club de Fútbol Biensa. Esta primera edición contó con unos 200 corredores, y tuvo su salida y meta en la Plaza Ibérica, en nuestro barrio, el 3 de octubre de 2015. El sobrante de la recaudación que no fue a cubrir gastos fue donado a Payasospital, una organización que se encarga de llevar algo de alegría a los niños hospitalizados, y a sus familiares.

Mi tiempo fue de 27:38, lo que no está mal para no tener apenas entrenamiento.


La segunda, apenas dos semanas después, el 18 de octubre, fue otra de 5 kilómetros, esta vez, la cuarta edición de la 5K UJI, organizada por la Universitat Jaume I de Castellón, con fines benéficos a favor de la Fundación Aspropace, que ayuda a los afectados de parálisis cerebral. Se desarrolló dentro del campus universitario de la UJI, en Castellón, con un recorrido sin apenas 100 metros llanos, todo subidas y bajadas.

En este caso, mi tiempo fue de 27:32, y poco más pude hacer porque en las bajadas no se recupera el esfuerzo de las subidas, y el tramo final fue en subida.


La tercera, y última, de momento, fue el 24 de octubre en Villareal, organizada por Les Purissimeres, la Congregación de hijas de María Inmaculada de Vila-real, a beneficio de afectados por el Síndrome de Down. Constaba de un recorrido a dos vueltas por las calles de Villareal, partiendo y llegando frente a la Basílica de San Pascual. Fue, con mucho, la más multitudinaria y la más desorganizada de las tres carreras populares que he corrido hasta ahora. Tanto que la toma de tiempos se realizó con un lector de código de barras que pasaban por el código de cada uno de los dorsales.

Mi tiempo de carrera fue de 28:11, debido a la congestión en la salida, pero mi tiempo oficial, el que aparece en la hoja de tiempos supera de largo los 30 minutos, debido al atasco tras la línea de meta, donde se leían, uno por uno, los códigos de barras de los dorsales, con un único lector.


El próximo 7 de noviembre haré la siguiente. Esta vez, será algo distinto. 7.4 kilómetros por montaña. Es la versión corta de la Carrera Lusitania, organizada por el Regimiento de Caballería ligera Lusitania 8, emplazado en la base militar de Manises, que transcurre íntegramente por terrenos de la base militar. Será una experiencia totalmente nueva, tanto por la distancia a recorrer como por que se desarrolle por caminos y pistas.

Comentaré qué tal resulta.